No Somos Plástico

No Somos Plástico

Un buen argumento para reducir el uso de este material, el desarrollo de la vida se permite a través de la biodegradabilidad, de hecho nosotros somos biodegradables (Bio, del griego BIOS=Vida; Degradable, asociado a pérdida de grado, reducción de estado).

Esto permite que el ciclo de la vida pueda completarse al regresar a la naturaleza, descomponiéndonos en cada uno de los recursos que utilizamos de ella: Aire al regresar mediante los gases emitidos por los efectos de la descomposición, Agua al regresar el agua que llevamos en ese 75% líquido de nuestro cuerpo y Suelo, devolviendo esa porción sólida que nos contiene.

A diferencia nuestra, el plástico es un material que no se biodegrada, jamás veremos un pedazo de plástico descomponerse, oler o verter líquidos, sencillamente porque no tiene vida; pues es precisamente el concepto de biodegradabilidad el que no se puede aplicar, en lugar de esto podemos hablar de erosionar; con el tiempo, el material irá perdiendo tamaño y esas pequeñas partículas se depositarán en el agua y el suelo, quedando otras en el aire.

El uso excesivo del plástico nos ha llevado a un gran fracaso ambiental, hoy tenemos una sopa de plástico en vastas zonas del océano pacífico formando islas de plástico flotantes acabando con la fauna y flora marina, encontramos toneladas de plástico enterradas conformando el suelo que algunas vez tuvo gran biodiversidad.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *